Receta para el 2013…


De sobra es sabido por todos que la positividad ayuda a ser mas felices, esto no es nuevo para nadie, ver las cosas asumiendo el presente y pensando en el futuro es una formula para resolver problemas, estar en el presente pensando en el pasado es quedarnos estancados y sin solución alguna para ningún tipo de problema, además de un enorme lastre sobre nuestras ya cargadas mochilas de la vida, que nos dificulta seguir avanzando.

Han finalizado unas fechas familiares, unas fechas que evocan recuerdos pasados y futuros, pero que recibimos con una agridulce sensación, una nostalgia y tristeza que a su vez da paso a un bonito y cálido recuerdo para estos fríos días, por gente que no esta, por cerrar etapas, por reencuentros, etc… Son fechas de optimismo, de unión, de familiaridad, de ensalzamiento de la amistad, de positividad y nuevos propósitos que a todos nos invaden y deseamos que el año venidero sea mejor que el que abandonamos.

Esta energía navideña que nos invade, ese fin de ciclo mental que nos generan las 12 campanadas, esas 12 uvas que alimentan más nuestro optimismo y positividad que nuestro estomago, ese deseo de que suene la ultima campanada para brindar e iniciar el año recibiendo afecto, una abrazo y susurrarnos al odio un te quiero, un este va a ser nuestro año, vamos a salir de esta, no te preocupes por nada… ¿Quien no ha susurrado alguna vez esto?. Es como si este nuevo año que afrontamos nada tuviera que ver con el que finalizamos y todo empezara de cero.

Creo que es como debe de ser, como se consigue iniciar el camino al cambio, la búsqueda de la felicidad, pero también considero que es una actitud que no debe ser generada por una festividad que nos invade, debe ser un trabajo interno que mantengamos no solo durante esas 12 campanadas y si durante los 12 meses que dura la tarea que nos hemos propuesto y hemos afirmado al oído de nuestros seres queridos y en nuestro interior. Debemos ser responsables y honestos con estos propósitos para nosotros mismo y para con los demás.

Mi receta para 2013 considero que debería ser esta:

Debemos invadir nuestro hogar de optimismo, alimentarnos de positividad, rodearnos de amor, del amor de nuestros amigos y familiares, movernos por la generosidad y no por el interés, generosidad hacia otras personas y hacia nosotros, pues por desgracias siempre hay alguien peor, e intentar crear una barrera sobre la contaminación continua que recibimos de nuestro entorno.

FELICIDAD

SOLO NOSOTROS PODEMOS PONER LIMITE A NUESTRAS CAPACIDADES

 

 

Es una opinión, una reflexión en voz alta que seria agradable y enriquecedor alimentar con vuestros ingredientes para la receta del 2013, aportar vuestro granito.

Anuncios

Acerca de hectordo

No soy nadie especial, sencillamente conozco mis limitaciones y eso me hace trabajar, reflexionar, actuar y aprender de todo el mundo, apartar lo que no me interesa y quedarme con lo bueno de la gente. Convierto mis experiencias en vivencias y comprendo cada persona vive su realidad. Creo que la Honestidad es uno de los valores mas escasos que existen por que no somos honestos con nosotros mismos... eso nos impide crecer, madurar...
Esta entrada fue publicada en PENSAMIENTOS y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s